Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Los íberos pusieron la primera piedra, el resto es historia. Y es que todas las culturas mediterráneas pasaron antes o después por este bello paraje costero. Desde fenicios a griegos y romanos pasando por cartagineses, bizantinos y musulmanes. La mezcla de culturas que se levanta con orgullo sobre estas tierras es impresionante, todo rodeado de preciosas playas, un sinfín de historias y leyendas que contar y una gastronomía marinera que hace las delicias de los más exigentes.

Y para descubrirla, únicamente hace falta abrir My Phone Tour y disfrutar dejarnos guiar por nuestro móvil. Todo como siempre de la forma más rigurosa y amena mientras paseas por la ciudad.

Faro dePeñíscola

Una tierra de historia y una historia de Cine

De un gran valor estratégico para el mundo marítimo, no es de extrañar que este enclave se haya poblado por tantas culturas a lo largo del tiempo, siendo desde el siglo VIII una plaza fuerte inexpugnable debido a su gran castillo que más tarde reconstruyera la Orden del Temple por mandato de uno de los personajes más importantes de su tiempo Jaume I el Conquistador. Pero Peñíscola fue también refugio de Papas y posee el honor de haber sido sede del pontífice, dignidad que solo han poseído tres ciudades en el mundo. Veamos a continuación un poquito de los sitios más importantes que encontraremos a lo largo de la ruta.

De ruta por Peñíscola: del Puerto Pesquero al Paseo de Ronda

Comenzaremos nuestros pasos en el Puerto Pesquero en donde les desvelaremos uno de sus secretos mejor guardados, ya que la frase o eslogan que por aquí utilizan; Peñíscola cuidad en el mar, además de tener su encanto, tiene algo de cierto. Y no nos iremos del lugar sin que este nos desvele una parte de su historia en las murallas, que nos darán la bienvenida al corazón de la ciudad.

Pero para adentrarnos en el recinto histórico primero será necesario que crucemos el umbral de la Puerta de Sant Pere, que levantada en un estilo gótico nos hará trasladarnos al siglo XV para conocer a un personaje histórico tan famoso como misterioso, Benedicto XIII más conocido como el Papa Luna, desentrañando su historia y legado así como conociendo uno de los momentos más delicados para la cristiandad, el Cisma de Occidente.

Puerta de Sant Pere

Después y como si de una caracola gigante se tratara nos acercaremos al famoso Bufador o Soplador, para escuchar el mar sin verlo y descubrir por que la fuerza del Mediterráneo a través de siglos ha ido destronando a la muralla de sus dominios para crear este espectacular efecto que realmente impresiona en los días de mayor oleaje.

Nuestros dos siguientes destinos también tendrán que ver con el mar ya que a él todo le debe Peñíscola. El primero será su museo, en el que de forma gratuita conoceremos más de cerca las tradiciones marineras, la fauna acuática y las grandes civilizaciones que la han habitado y el segundo, la Casa de las Conchas. En esta casa típica de la población, además de conocer las artes constructivas de la ciudad descubriremos una curiosa conexión entre ella y el gran actor de cine americano Charlton Heston.

Y seguiremos hablando de cine en el Faro, un lugar que ha acogido varios rodajes importantes y a los pies del cual conoceremos a uno de los directores españoles más renombrados Luis García Berlanga.

Pero la larga sombra del personaje por excelencia de Peñíscola seguirá acompañándonos ya que en el Castillo del Papa Luna volveremos a toparnos con sus anécdotas que han hecho de él todo un icono además de descubrir, cómo no, a sus constructores pues esta edificación es obra de la legendaria Orden de los Templarios.

Casa de las Conchas

No solamente historias acerca del mar y el Papa Luna guarda Peñíscola ya que en nuestra siguiente parada, además de pasear por los alrededores de la Ermita de la Virgen de la Ermitana, una preciosa edificación del siglo XVIII, nos veremos envueltos en la Guerra de la Independencia contra Napoleón, que en siglo XIX tuvo sobre estas murallas una de sus batallas más interesantes.

En la Plaza de Armas será el momento de hacer un repaso por las diversas fiestas y tradiciones que se celebran en la ciudad a lo largo del año, conociendo desde su Festival de Jazz, al de Música Barroca pasando por el de Teatro, para dirigirnos más tarde hacia la Iglesia de Santa María, lugar donde se asentó en tiempos inmemoriales la antigua mezquita y que cuenta con el llamadoPortal del Desafiament o del Desafío, una curiosa construcción donde se cuenta que los enemigos íntimos zanjaban sus diferencias.

Dos puertas serán nuestras siguiente parada, el Portal Fosc o Puerta oscura, mandada construir por el poderoso rey Felipe II, y de la que se dice que participó en su construcción ni más ni menos que el autor del Escorial, Juan de Herrera y la Puerta de Santa María, de mitad del siglo XVIII. ¿Sabían que este lugar es el más visto de toda Peñíscola nada menos que a nivel mundial? les daremos una pista fácil… Juego de Tronos.

Y tras visitar la Ermita de Santa Ana y Font Dins y descubrirles por qué una población como esta, abrazada casi por completo por el mar tiene tanta agua dulce como salada a su alrededor, finalizaremos nuestra ruta en el Paseo de Ronda donde podrán disfrutar de una de las vistas más preciosas de toda la población y terminarse de enamorar de esta perla de la Costa del Azahar.

Estatua del Papa Luna

Junto a la estatua del Papa Luna, allí donde el bueno de Charlton Heston y García Berlanga saborearon el horizonte y lo inmortalizaron les esperamos. Siempre es un buen momento para dejarse llevar por la magia de Peñiscola. ¡Descarga My Phone Tour y vive de otra forma la ciudad!